Plaga de palomas y algunas especies muertas invaden el techado municipal de La Higuera

Una plaga de palomas al interior del techado municipal de La Higuera está provocando daños y malos olores en su interior porque aparte del excremento que acumulan en el piso, varias especies han quedado atrapadas entre las protecciones, situación que no les permite salir y mueren en el lugar.

Esta situación que lleva varios meses, no ha sido controlada por la Municipalidad de La Higuera, ni siquiera hubo preocupación por parte de la autoridad durante la época escolar donde asistían más de 1600 niños mensuales del jardín infantil Capullito y de la Escuela Pedro Pablo Muñoz.

Asimismo, asistían diversos usuarios que participaban de las actividades deportivas durante algunas noches de la semana.

El excremento de las palomas no sólo está en el piso del recinto, sino que también sobre las máquinas de ejercicio que hay en el lugar.

Las enfermedades infecciosas que las palomas pueden transmitir a los humanos no es frecuente ya que es necesario un contacto directo con estas aves o con sus excrementos, una de las principales vías de transmisión de virus, hongos y bacterias.

Entre las enfermedades que pueden ocasionar están:

Psitacosis o clamidiosis: La bacteria Chamydia Psittaci es la responsable de la psitacosis, enfermedad habitualmente transmitida por loros, periquitos y papagayos, aunque también las palomas pueden ser infectadas y convertirse en transmisoras de esta bacteria al hombre por vía respiratoria, secrecciones nasales, excrementos o tejidos y plumas.

Esta enfermedad provoca en el hombre cuadros similares a la neumonía y a la gripe e incluso dolencias digestivas ya que esta bacteria penetra en el organismo a través de las vías respiratorias y se propaga por el torrente sanguíneo para invadir el pulmón, el bazo e hígado.

Salmonelosis: Los excrementos de las palomas pueden ser una vía de infección de la salmonela, una infección bacteriana que puede llegar a través de alimentos contaminados e incluso por la ropa tendida en azoteas.

Alveolitis alérgica: Es una reacción alérgica, una hipersensibilidad a las plumas y al polvo fecal de las palomas y se produce por una exposición continua de un individuo a estas aves, como los que trabajan en un criadero realizando tareas de limpieza de las casetas. Provoca la inflamación de los alveolos de los pulmones y los síntomas son tos, dificultad para respirar, fiebre y escalofríos. Se puede confundir con un resfriado.

Criptococosis: El Crytococcus Neoformans es un hongo que se localiza en el excremento de las palomas. En realidad el reservorio (donde se aloja el hongo) es el suelo con el excremento y no el animal. La transmisión se produce por inhalación de levaduras parecidas a los hongos, aunque puede ocurrir ocasionalmente por ingestión. Los humanos pueden adquirir esta enfermedad si están en contacto con los nidos de las palomas donde también se concentran parásitos y piojos propios de estas aves.

Las palomas se han aclimatado perfectamente al hábitat urbano donde instalan sus nidos en cualquier techo o recoveco.

       



El Comunal

Diario Electrónico de la comuna de La Higuera, perteneciente a la Red de Diarios Comunales, que está presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, entregando noticias y actualidad en cada una de ellas.