Connect with us

Cartas al director

Carta al Director: Extracción del Huiro en Chañaral de Aceituno

Publicado hace

el

Nuestro Club del Adulto Mayor “Luz de Luna” de Peralillo, Vicuña, fuimos de paseo el 9 de abril pasado a la Caleta Chañaral de Aceituno. Íbamos al avistamiento de las ballenas. Lindo viaje. Después volvimos a almorzar a la Caleta Punta de Choros.

En Chañaral de Aceituno, presencié algo espantoso que ya había leído que se repetía a lo largo de nuestras costas chilenas: Estaban cargando en un camión toneladas de plantas de huiro, arrancadas del mar por mariscadores, para ser comercializadas. Me dio rabia con nuestras organizaciones estatales las que deben, por ley, impedir este genocidio vegetal. Esta devastación está a la vista.

En cambio, en la Caleta Punta de Choros, me comentaban con tristeza los pescadores que ellos cuidan la madre naturaleza y sólo recogen los huiros que arrojan las mareas.

Ahondando el tema, los pescadores me ilustraron que los bosques de huiros son el refugio de miles de pececitos, moluscos, crustáceos, etc; quienes en estos bosques marinos se protegen y se alimentan mientras crecen.

Pienso: ¿Qué pasa con que los Seremis respectivos, los organismos estatales y la Armada de Chile? ¡Cómo no van a tener patrullas de inspectores en horarios libres de lunes a domingo, equipados, para ir a detener a estos infractores de la ley! Necesitan sólo una hora y media desde Coquimbo o La Serena, para llegar a la Caleta Chañaral de Aceituno; y a otras de nuestra región y de la Región de Atacama.

Me dijeron que los huiros secos y molidos son comprados por los depredadores chinos en Valparaíso, comerciantes-empresarios que se llevan toda la materia prima de nuestro país.

¡Cómo nos falta que protejan nuestra economía! Necesitamos un súper-ministro en Economía, Educación y Defensa.

Carlos Covarrubias Carmona

Lo más leído