Connect with us

Comunales

Convencionales alzan la voz contra proyecto Dominga: “Va contra lo que queremos construir desde una nueva Constitución”

Publicado hace

el

“No a Dominga”. Esa fue la exclamación que se escuchó esta mañana en el patio del ex Congreso Nacional, donde las convencionales constituyentes Jeniffer Mella (Lista Apruebo Dignidad, ind-Convergencia Social, D5), Ivanna Olivares (Lista del Pueblo, D5), Trinidad Castillo (Independientes por la Región de Coquimbo, D5) y Cristina Dorador (Movimiento Independientes del Norte, D3) realizaron un llamado para que la Comisión de Evaluación Ambiental (COEVA) de la Región de Coquimbo rechace el proyecto minero Dominga, que será votado mañana miércoles.

Jeniffer Mella, constituyente de la Región de Coquimbo, explicó que el polémico proyecto de  Andes Iron -empresa controlada por la familia de Carlos Délano, amigo del Presidente Sebastián Piñera- lleva más de 10 años en tramitación y “ha sido rechazado por sus graves falencias técnicas y legales”.

Además, destacó que mañana se llevará a cabo una votación en la que la recién electa gobernadora, la ecologista Krist Naranjo, “no tiene voto en esta decisión”, por cuanto la norma establece que será el delegado presidencial –nombrado por La Moneda- quien debe cumplir ese rol.

“No queremos que un proyecto que es destrucción se instale en un santuario de la naturaleza”, agregó Mella, y recordó la abundante biodiversidad que hacen del Archipiélago Humboldt, un laboratorio natural para los científicos, pues en esa zona es posible encontrar el 80% de la nidificación del pingüino de Humboldt, varias especies de aves marinas, chungungos -especie en peligro de extinción-, delfines, orcas y ballenas.

De hecho, hace tres años la Fundación Mission Blue, que lidera la destacada oceanógrafa Sylvia Earle, declaró el Archipiélago Humboldt como un “sitio de esperanza” para la conservación de los océanos por su importancia biológica.

Para Cristina Dorador, constituyente de la Región de Antofagasta, el proyecto minero no va en la línea de lo que señaló el último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), dado a conocer ayer. “Por esto, es fundamental que se detengan los proyectos extractivos que están causando gran daño a nuestras comunidades y contribuyen a la pérdida de biodiversidad y del patrimonio natural”, dijo.

Dorador, doctora en Ciencias Naturales, agregó que “proyectos como Dominga van en la línea contraria de lo que nosotros queremos construir desde una nueva Constitución, que es una Constitución Ecológica, que establezca límites a lo que algunos llaman ‘crecimiento’, que genera muchos problemas en los territorios. Desde la Región de Antofagasta, desde el desierto de Atacama, decimos no a los proyectos extractivos que causan daño. Tenemos que avanzar hacia un nuevo paradigma, hacia un nuevo tipo de desarrollo que no afecte a los ecosistemas. Por eso, no a Dominga”.

La abogada de la ONG FIMA, Antonia Berríos, señaló además que “es irregular un llamado extraordinario a votar un proyecto de esta envergadura, con tres días de anticipación y considerando además que está pendiente el pronunciamiento de la Corte Suprema”.

Haciendo una línea de tiempo, Berríos recuerda que este proyecto minero-portuario fue rechazado por la Comisión de Evaluación Ambiental en 2017. La empresa Andes Iron, su titular, reclamó de esa decisión ante el Tribunal Ambiental de Antofagasta y tiempo después la Corte Suprema revocó la primera decisión del Tribunal Ambiental, pero le ordenó volver a pronunciarse sobre los aspectos que no había analizado, y, en abril de este año, el Tribunal Ambiental de Antofagasta acogió la reclamación de Andes Iron. En esta última sentencia, el tribunal ordenó a la Comisión de Evaluación hacer una nueva votación del proyecto. “La diferencia es que esta comisión está conformada por miembros del actual Gobierno y por el delegado presidencial”, explica Berríos.

Frente a esta sentencia, las organizaciones de la sociedad civil acudieron a la Corte Suprema con recursos de casación, para que revoque la resolución del Primer Tribunal Ambiental y se confirme el rechazo definitivamente. Esos recursos se encuentran actualmente en tramitación.

“A un día de recibir el informe del IPCC es temerario aprobar un proyecto que no cumple con los estándares ambientales mínimos, y que amenaza una reserva natural única en el mundo”, explica la abogada de FIMA.

Fuente: El Mostrador

Lo más leído