Connect with us

Comunales

Organizaciones sociales Pro Dominga denuncian violencia de opositores al proyecto

Publicado hace

el

Un urgente llamado a confrontar posiciones en paz y con argumentos hicieron las organizaciones No + Desempleo, y Asociación Comunal de La Higuera, luego de que en los últimos días algunos opositores al proyecto los amenazaran e incluso golpearan a algunos de sus integrantes y, al mismo tiempo, hayan propagado una serie de argumentos falaces por las redes.

Ayer, por ejemplo, un miembro de la agrupación “No + Desempleo” recibió múltiples golpes de puño y patadas de parte de desconocidos, mientras preparaba la instalación de equipos audiovisuales en el lugar en el cual la comunidad esperará reunida el resultado de la votación, que se realizará mañana en la COEVA. Afortunadamente, logró escapar y evitar lesiones.

Dirigentes de las organizaciones, asimismo, han recibido amenazas telefónicas anónimas. Todos estos hechos serán reportados al Ministerio Público.
Óscar Trigo, presidente de “No + Desempleo”, señaló que “No aceptaremos esta política de matonaje y estamos solicitando a carabineros resguardo para poder reunirnos y manifestarnos de manera pacífica. No silenciaran la voz de la mayoría que quiere desarrollo”.

El dirigente lamentó que la nueva gobernadora regional, Krist Naranjo, no los hubiera recibido. “Al parecer en la región habemos ciudadanos de primera y de segunda clase. Este proyecto tiene un 60% de respaldo, pero al parecer para nuestra gobernadora nosotros no somos personas válidas”.

Argumentos falsos

Asimismo, los dirigentes manifestaron su repudio a diversos mensajes que se han divulgado por medios de comunicación y redes, que apuntan a supuestas presiones de la empresa y a la supuesta destrucción de la zona de la Reserva del Pingüino de Humboldt. Alexis Sánchez, dirigente de la Asociación Comunal de La Higuera, señaló que “aquí lo que está ocurriendo es que la justicia ambiental ordenó a la COEVA a votar nuevamente este
proyecto, esta vez ajustado a derecho. Está funcionando el sistema, las instituciones, por lo que estar hablando de presiones es una falsedad que sólo intenta confundir a las personas”.

En cuanto a la supuesta destrucción de las reservas, el dirigente indicó que “los que vivimos en La Higuera sabemos perfectamente que el proyecto no está en una reserva, está al lado de la carretera en una zona desértica y despoblada. Y también sabemos que el tráfico naviero nuevo que se va a generar a 30 kilómetros de la reserva es de un barco a la semana, mientras que hoy transitan encima de la zonas protegidas, dos mil al año. Basta
de mentiras”.

Lo más leído